miércoles, 10 de noviembre de 2010

Etapas














A una mujer nunca se le debe preguntar la edad y a partir de una cantidad razonable de años vividos, a un hombre tampoco. Aunque desconozco el motivo, parece que es una necesidad humana el ubicar en tiempo y espacio a nuestros semejantes. Desde muy pequeños decimos:  Estudiamos en el mismo colegio pero él es un curso mayor que el mío, o también usamos otra expresión más ambigua como: Fulanito, tú eres de mi quinta, ¿verdad? o incluso de una forma más académica se podría decir: La doctora Jomeini es de mi promoción, por poner unos ejemplos.
Todos ellos describen esa fuerza interna incontrolada, que nos hace clasificar como un buen enólogo, a todo el mundo por añadas. Pero como no todos parecen tener la edad que tienen y no todos poseen la edad que refleja su rostro, el ser humano, hábil en encontrar atajos para todo, ha creado desde siempre, una especie de mojones de carretera, etapas en el camino, que sirven de testigo de paso por los años y de una forma un poco burda, pero eficaz, nos ubica a cada uno en su momento.

Desde que yo recuerdo (y ya adelanto para decir que esta primera etapa no cuenta para mí), la gente se clasificaba en aquéllos que vieron al hombre llegar a la luna y los que no estaban para verlo.
Y con la huella de Neil Armstrong, comenzamos este camino plagado de metas volantes.

1) La llegada del hombre a la Luna.

2) El siguiente paso son Los Payasos de la tele. Cuenta el haberlos visto los sábados por la tarde, en directo por la primera cadena, asisitiendo al estreno mundial de Susanita tiene un ratón, El auto de Papá, Hola Don Pepito, La Gallina Turuleca, Mi barba tiene tres pelos... Todavía esta etapa se puede acotar un poco más, acerca de quién se acuerda de cuándo se murió Fofó, o incluso el nombre de todos los payasos de carrerilla.

3) La fase anterior se mezcla con ésta, que es la que corresponde a Heidi y Marco. Aunque siempre se habla del uno cuando se hace mención al otro, hay que aclarar, que Marco es italiano (de los Apeninos a los Andes) y Heidi alemana (de las montañas de Frankfurt), y por tanto, no tienen ninguna relación entre ellos.

4) Estas referencias televisivas, objeto de la aparición de la televisión en color y en Canarias, de la deseada segunda cadena, nos traslada en volandas hacia el siguiente punto: ¿Quién vio la primera emisión de Verano Azul? La primera ¿eh? Con lo que surgen las preguntas inevitables: ¿Tuviste que preguntar en casa qué era eso de la regla cuando le vino a Bea? ¿Lloraste con la muerte de Chanquete?

5) Y acontecimiento mundial, nunca mejor dicho: el Mundial de España de 1982. Algunas escuelas se refieren a este punto cronológico, con la cuestión: ¿Te acuerdas de Naranjito? e incluso los más eruditos sabrían decir cómo se llamaba la serie de dibujos en la que salía (Fútbol en acción) y nombrar alguno de sus amigos (Citrón). Naranjito se ha constituído en una referencia clásica entre los clásicos, que a veces se toma incluso como año cero.

6) Y el fútbol continúa siendo nuestro hilo conductor. Este país escaso de gestas deportivas, no podía desaprovechar la goleada a Malta por 12-1, como marcador del tiempo. Para ellas, podríamos poner como listón los dibujos de Candy Candy, por ejemplo o La Bola de Cristal. Recuerde: no se ría de la Bruja Avería.

7) Y del resto de los 80 pasamos rápidamente, dejando para su análisis, posibles referentes, como el gol con el dedo de Dios de Maradona, la medalla de plata de baloncesto en Los Ángeles, los conciertos de los Hombres G, las faldas de Miguel Bosé o las tetas de Sabrina.

8) Esto nos lleva irremediablemente hacia los juegos olímpicos de Barcelona 92. Hasta ahora, los únicos celebrados en nuestro país. De ellos recordamos la designación por Samaranch, el arquero que encendió el pebetero y las lágrimas y los mocos incontenidos de la infanta Elena.

9) Llegados hasta aquí, obviamente las referencias son más amplias, sin poder dejar de lado el famoso año 2000. Aquel fin de año en el que el mundo entero creyó que cambiaba el siglo, cuando realmente sería el año siguiente. En realidad recordamos ese terrible 31 de diciembre de 1999, porque se cumplieron todos y cada uno de los vaticinios y se paró el planeta irremediablemente, por culpa del llamado efecto 2000. Tuvimos que tirar a la basura nuestras tarjetas de crédito, nuestros ordenadores, nuestros relojes... ¿Quién ha podido olvidar semejante catástrofe?

10) Y diez es un buen punto para terminar, como diez es el año en que nos encontramos. Creo que a nadie se le puede olvidar que éste fue el año en que lo conseguimos. Tras ser siempre favoritos, España logra ser campeona del mundo de fútbol. Pero no sólo de fútbol vive el hombre. 2010 será un referente que no podrá ser olvidado nunca. Constituirá un hito en la historia, y todas las miradas y recuerdos se centrarán en el mes de marzo. Aquel esperado y ansiado día en el que apareció por fin, este blog.

5 comentarios:

Admin dijo...

Me alegro mucho que estuvieras inspirado ese Lunes 22 de Marzo del 2010! Ojala esa inspiración siga durante mucho, mucho tiempo. Una vez más, gracias por este ratito en el que siempre me haces sonreir

POLULO dijo...

Hola Melkarr,

Una vez más, tocas la tecla y retumban en mí emociones y recuerdos como cuando acercas un diapasón golpeado a un clavijero. (toma literatura...)

Afortunadamente yo no ví ni escuché a Jesús Hermida narrando lo de Amstrong en la luna...(o tal vez fue Belén Esteban)

Pero lo demás sí.

Somos de la misma quinta (me encanta esta expresión)y las etapas las suscribo.

Ahora te falta (siguiendo tu línea) maridar cada etapa con una canción...

Por poner alguna nota de color diría que si con la televisión tratamos, hubo un momento codificado los viernes noche de imborrable memoria acompañado la futbolera tarde de los domingos con las mamachicho...

Yo empezaba a estudiar medicina por aquellos entonces...

Eres un fenomeno

Dr.Wall

academico dijo...

Joer, cómo se nota que pasa el tiempo rápido, eh?

Yo hasta el punto 8 no me reconozco, puede que nos acordemos de más cosas de nuestra juventud?

Yo la verdad es que casi no me acuerdo de la Expo, era bastante pequeño, sólo sé que me quedé con mis abuelos porque casi toda mi familia fue a verla...

Y por último y más importante, para mí la fecha de la creación de tu blog será un punto de inflexión importantísimo en mi vida, jaja.

dra jomeini dijo...

Que sepas que aunque sea de tu quinta, sigues siendo más viejo...;-D. Muy buen post.

Anónimo dijo...

Ostras Mel, estás hecho todo un cuarentón, jajajaja.

Hay cosas extemporáneas como Heidi, Verano azul y las canciones de Fofó y Miliki, pero hay otras que no disimulan tus canas, aunque intentes esconderlas hablando de el inolvidable Efecto-2000.

Muy buenos el guiño al blog de la Dra. Jomeini, del que soy fan, y el dardo a los canariones(quienes seguro echarán de menos tan insigne escultura natural), pues aquel célebre gol fue marcado "un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios".