lunes, 12 de abril de 2010

Casi


Desde hace un tiempo, hay una cita de Dickens que ronda por mi cabeza. Me acompaña desde que alguien me la dijo y al igual que muchas otras, encaja en muchas circunstancias de mi vida.
Charles Dickens decía que "cada fracaso enseña al hombre algo que tenía que aprender". Es una loa al que cae, para que se incorpore de nuevo. El éxito del fracaso en sí mismo como mecanismo autorregulador de mejora. Una cruel necesidad, cuyo aprendizaje a veces no acabamos de comprender del todo.
Creo que no soy el único que casi consigue muchas cosas. Cosas que hubiesen cambiado tu vida de rumbo, que tras esa nueva deriva, nos hubiese convertido en otros seres distintos. Quiero por ello, reivindicar el fracaso bien entendido, el casi, mejor que el todo, el intento, antes que el logro, el esfuerzo, independientemente del resultado, porque aunque no tienes el premio, cada tropiezo te hace ser más fuerte, más humilde, y por tanto, mejor persona.

Una vez casi llegué a ser controlador aéreo, pero me faltó muy poco.
Casi llegué a sacarme ese título de inglés que me falta.
Con doce años tuve un accidente de bici donde casi me mato, pero que me hizo ser más prudente desde aquel día.
Casi conseguí con quince años que una niña bailase conmigo.
A los 18 casi logro sacarme el carnet de conducir a la primera.
Casi estudio otra carrera, al final estudié Medicina, casi nadie se lo imaginaba.
Una noche casi termino de contarle un cuento inventado a Marta. Un día casi soy capaz de contestar todas sus preguntas sin dejarme ninguna en el tintero.
Si hubiese empezado la tesis, casi que estaría a punto de leerla.
Una vez me propuse atender cada una de las mil veces que Tiri me llamaba y no diría que lo conseguí, porque casi pierdo los nervios.
Guille, que casi tiene dos años, es casi tan bruto como cariñoso y se hace querer por casi todo el mundo.
Clara casi está a punto de llegar...
Durante mi vida he estado a punto de conseguir más cosas, que las que realmente he llegado a realizar. Casi cada día intento que Lou sepa todo lo que la quiero y lo feliz que soy desde que ha llegado a mi vida. Por eso sé, que esos fracasos, que en su momento pensaba que eran importantes, son los que me han conducido hasta encontrarla y eso no es un casi, porque Lou lo es todo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha parecido precioso y quizás la declaración de amor más bonita jamás dicha. Muchas veces he tenido ese mismo pensamiento, clavado de principio a fin. lástima que cuando las cosas no van bien no piense uno de la misma forma....

melkarr dijo...

Pero ¿de qué sirve no decirlo cuando las cosas van bien?
Gracias por tu mensaje y tus palabras. Espero seguir leyéndote y que te guste pasarte por aquí.

Ernesto dijo...

Si, me seguiras leyendo. Solo digo que cuando no van bien uno no piensa asi, de resto hay que decirlo siempre...Por cierto, todos los anonimos menos el de Tusitala son mios.

Anónimo dijo...

Me ha encantado, que declaración de Amor mas bien hecha Dios mio, la verdad es que si que tienes al lado una mujer de los pies a la cabeza, pero yo creo que estaria incompleta si no tuviera a un hombre como tu que le alegras tanto la vida, y que se le nota en la mirada que vive enamorada...